1. Al planchar o lavar, acumula la mayor cantidad de ropa posible.

2. Realiza las actividades de lavado y planchado preferentemente en horarios de menor demanda de energía, es decir, durante la mañana.

3. Al calentar agua, guarda en un termo la que no uses, así evitas calentarla nuevamente.

4. Instala aireadores en las llaves de lavamanos, lavaplatos y duchas.

5. Prioriza utilizar la lavadora y el lavavajillas cuando estén en su máxima capacidad.

6. Regular el tiempo en la ducha reducirá el gasto de agua.

7.  Utilizar el agua sobrante para el riego.

1. Busca equipos de climatización y termos que cuenten con termostato, ésto te permitirá regular la temperatura del ambiente y el agua de tu hogar de forma eficiente.

• En verano debes ajustar la temperatura de tu climatizador a 24°C y en invierno a 20°C.

2. Mejorar la aislación térmica de tu vivienda, permitirá que tus equipos de climatización funcionen de manera más eficiente.

• Comienza aislando el techo de tu casa, refuerza la aislación de los muros y siempre prefiere ventanas termopanel.

3. Supervisar el uso del sistema de aire acondicionado contribuirá con un mejor rendimiento energético en la oficina.

• Limpia el filtro de aire cada 15 días. Los filtros sucios y los depósitos saturados de polvo provocan que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su utilidad.

4. Apuesta por energías renovables.

1. Aprovecha la luz natural y pinta las paredes y cielos de tu casa con colores claros. Estas simples medidas podrían reducir tu consumo de energía en un 5%.

2. Las ampolletas LED ofrecen hasta 15 años de vida útil, en comparación a las incandescentes que ofrecen un año. Por eso, reemplaza éstas últimas y prioriza el cambio en las zonas de tu hogar donde pasan más horas prendidas.

3. Instalar sensores de movimiento permiten controlar la iluminación automáticamente a partir de la detección de movimiento en el sector que se instale, sin la necesidad de encender y apagar las luces.

4. Apagar la luces, no es correcto decir que apagando y prendiendo existe un mayor gasto.

5. Anímate a generar tu propia energía con Paneles Fotovoltaicos. Usar la energía renovable del sol siempre es mejor.

 

1. Invierte en artefactos con la mejor calificación en su etiquetado de Eficiencia Energética.

• Las Calificaciones A, A+ y A++ son las más eficientes.

2. Limpia regularmente la parte trasera del refrigerador, la acumulación del polvo reduce el rendimiento y aumenta el consumo de energía eléctrica.

3. Configura tu computador en “función de ahorro” y apaga la pantalla si no lo vas a ocupar por más de 30 minutos.

4. Apagando y desenchufando los equipos electrónicos que no utilizas regularmente puedes optimizar entre un 15% y 20% de energía.

Mitos y verdades sobre el uso de energía

En Enel te mostramos algunos de los mitos más comunes referentes al consumo eficiente de energía y cómo corregirlos.

Mitos y verdades