Prácticas Laborales

Rechazo al trabajo forzoso u obligatorio y al trabajo infantil

  • Rechazar el uso de cualquier forma de trabajo forzoso u obligatorio y no confiscar dinero ni documentos de identidad al inicio de la relación laboral.
  • Respetar los derechos de los niños y rechazar el uso de mano de obra infantil.

 

Libertad de asociación y negociación colectiva

  • Reconocer el derecho de sus trabajadores a constituir o participar en organizaciones cuyo objeto sea la defensa y promoción de sus intereses; y el derecho a la representación de los trabajadores por parte de sindicatos.
  • Reconocer el valor de la negociación colectiva.

 

Respeto a la diversidad y no discriminación

  • Rechazar toda forma de discriminación y velar porque todos sus trabajadores, reales y potenciales, sean tratados con respeto hacia su diversidad, promoviendo así mismo la igualdad de oportunidades.

 

Seguridad y salud laboral

  • Velar porque en los lugares de trabajo se respeten las mejores condiciones de seguridad y salud laboral.
  • Promover la difusión y refuerzo de una cultura de la seguridad.
  • Trabajar para proteger la seguridad y salud de sus trabajadores, sobre todo a través de medidas preventivas.

 

Condiciones de trabajo justas

  • Rechazar toda forma de acoso verbal, físico, sexual o psicológico, amenaza o intimidación en el lugar de trabajo.
  • Cumplir la Política de remuneraciones (Principio de retribución justa del trabajo y Principio de igualdad de remuneración entre hombres y mujeres por un trabajo de igual valor).
  • Reconocer la importancia de la formación y orientación profesional para el desarrollo de los recursos humanos y de sus capacidades.

 

Comunidades y sociedades

Respeto a los derechos de las comunidades

  • Respetar los derechos de las comunidades locales, con especial atención a las comunidades más vulnerables, como las poblaciones indígenas y tribales, incluso por medio de la promoción de proyectos de desarrollo local en beneficio de dichas comunidades.
  • Concretamente, en el diseño y construcción de proyectos de infraestructura, utilizando estudios adecuados de impacto ambiental y social, huella medioambiental y el respeto a los derechos humanos en las zonas en las que vayan a desarrollarse dichos proyectos, ateniéndose al cumplimiento de la legislación nacional vigente.

    Cuando la ejecución de un proyecto pueda conllevar la reubicación de comunidades locales, el objetivo será reducir al mínimo el impacto sobre las mismas, a través de una interacción cercana y con una compensación justa, cumpliendo la legislación nacional vigente.

  • Garantizar que los servicios de seguridad privada que protegen al personal y a las propiedades de Enel Chile, actúen de acuerdo a la legislación y las normativas nacionales vigentes.
  • Velar porque sus productos y servicios no comprometan la seguridad e integridad física de sus clientes, en la medida de lo razonablemente previsible.

 

Integridad: Tolerancia cero con la corrupción

  • Rechazar la corrupción en todas sus formas, tanto directa como indirecta.

 

Privacidad y comunicaciones

  • Respetar la confidencialidad y el derecho a la intimidad de todas las personas con quienes se interactúa, y utilizar correctamente toda la información y los datos que obran en su poder.
  • Velar porque todas sus comunicaciones institucionales y comerciales sean no discriminatorias y respetuosas hacia las distintas culturas, con especial atención a no afectar negativamente al público más vulnerable, como es la infancia.

 

El texto completo de la Política sobre Derechos Humanos de Enel Chile está disponible aquí.