Ocurre una falla
Las interrupciones de suministro se producen, en su mayoría, por fallas en la red de media tensión, originadas por factores externos, tales como choques a postes, daños en la infraestructura o inclemencias del clima.
Reporte de emergencias
Equipos especializados están siempre atentos a a recibir y canalizar los reportes de corte de suministro por parte de nuestros clientes, y en detectar fallas, lo que permite identificar rápidamente el lugar de la incidencia.
Envío de cuadrilla y emisión de información
Nuestros equipos técnicos acuden a la zona afectada y detectan el lugar específico de la falla. Luego, identifican la causa y se encargan de recuperar el suministro eléctrico lo más rápido posible. Simultáneamente, a través de los canales de atención, informamos de causas, tiempos estimados de normalización del servicio y evolución de los trabajos de reposición.
Maniobras remotas
En situaciones específicas, es posible aislar la falla a través de maniobras remotas de telecontrol y realizar transferencias de energía, pudiendo recuperar rápidamente el servicio en algunos sectores y dar información concreta a quienes se mantienen afectados.
Arribo de cuadrilla y búsqueda de la falla
Cuando la cuadrilla arriba a la zona reportada con falla, procede a buscar el lugar de origen de la incidencia, con el fin de identificar la causa del problema y solucionarlo a la brevedad posible, siempre teniendo como prioridad la seguridad de nuestros técnicos.
Maniobras en el tendido eléctrico
Ya identificada la falla, el equipo técnico ajusta los tiempos de normalización del servicio, de acuerdo a la magnitud y complejidad del evento. Previo al inicio de las labores de reparación, los trabajadores deben ajustarse a un estricto protocolo que garantiza su seguridad y la de los domicilios vecinos a la incidencia.
Recuperación parcial del suministro
A medida que avanzan los trabajos, se recupera el servicio. Sin embargo, es posible que algunos domicilios permanezcan sin luz, ante lo cual se recomienda que un adulto revise los automáticos de la vivienda. Si el problema persiste, corresponde reportarlo directamente a la compañía, a través de sus canales de atención
Reparación del tendido de baja tensión
Los trabajos se priorizan por nivel de voltaje, es decir, por la cantidad de gente a la que afecta la falla. Primero se reparan las redes de media tensión (zonas extensas), luego las de baja tensión (sectores acotados) y, a continuación, se ven casos de domicilios puntuales, hasta reestablecer totalmente el servicio.
Recuperación total del suministro
Las cuadrillas se retiran del lugar sólo cuando han constatado que el servicio ha sido repuesto a la totalidad de los usuarios inicialmente afectados